CONSUMO RESPONSABLE

¿Cada año todo nuevo?

No cabe duda de que a todos nos ilusiona estrenar cosas nuevas. Pero esto no justifica que no sepamos poner un límite entre lo que es necesario y lo que es un capricho.

Una mochila, un abrigo, un móvil, un ordenador, incluso unas botas están hechas para durar años. Seguramente más años de los que los utilizaremos.

No hace falta pasar necesidades innecesariamente, valga el juego de palabras. Lo importante es caer en la cuenta y ser CONSUMIDORES RESPONSABLES. Ahorraremos dinero, ahorraremos residuos y, sobre todo, aprovecharemos más los recursos limitados de la Tierra si aprovechamos más todo lo que tenemos y lo usamos de manera más eficiente.

Esta actitud se llama consumo responsable y es algo que debemos aprender y practicar todos si queremos ser ecológicos.