UN DIA MAS

Gracias, Señor, por un día más. Aunque sea martes y falte aún mucho para el fin de semana, aunque tenga que venir al colegio y trabajar.

Doy gracias por este día porque sin martes no habría sábado, porque sin trabajo no habría descanso, porque sin octubre no habría junio, ni vacaciones.

Pero, sobre todo, porque sin hoy no habría mañana y todo lo que sueño para mañana, sea lo que sea, lo tengo que sembrar hoy.

Vivir plenamente el presente es la manera más inteligente de vivir. Vivir el presente lleva consigo aprender del pasado y anticipar el futuro. Estas tres dimensiones hacen que mi vida sea en 3D y no una vida plana.

Así que, gracias, Señor, por hoy, porque será una continuación mejor de ayer y una preparación para mañana.