MATERIA PRIMA

Si estudiamos en un microscopio el cuadro más famoso y admirado del mundo, “La Mona Lisa” de Leonardo da Vinci, veremos que los pigmentos y pinturas que empleó el artista no eran las de mejor calidad si las comparamos con los que hay hoy día, ni el tablero en que se pintó el cuadro era el mejor para conservar la pintura durante siglos. Sin embargo ahí está esa maravillosa obra de arte.

También si observamos nuestra preciosa Catedral de León vemos que la piedra con la que se construyó no es la de mejor calidad y sin embargo los artesanos de la época hicieron un magnífico trabajo.

En nuestra vida, la materia prima son las circunstancias que nos vamos encontrando. Muy pocas veces vamos a tener las circunstancias perfectas e ideales, del mismo modo que los artistas rara vez tenían las materias primas perfectas. La genialidad consiste en hacer arte con lo que tenemos en cada momento. El verdadero artista de la vida hace sonrisas con las lágrimas, aprende del dolor y del fracaso y siempre mira más allá buscando un arco iris detrás de la tormenta.

Cada día en este nuevo curso tendremos una oportunidad de hacer arte con las circunstancias, buenas o malas, con las que nos encontremos.