SER FELIZ



Lo común aburre.

La rutina cansa.

Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida esperando. Esperando a recibir un mensaje, a que se acaben las horas de trabajo, al autobús, a las personas etc..

Hay veces que dejamos que simplemente la vida pase. Pasan los días y los meses y cuando echas la vista atrás y te preguntas que has aprendido o en que has invertido el tiempo, te das cuenta que no has progresado en nada. Solo esperas. ¿Esperas a que? Nada cae del cielo excepto la llúvia.
El ser humano esta creado para ser capaz de cumplir todo aquello que se proponga, y eso se llama capacidad de superación.

Nadie nace siendo fuerte, ni capaz de afrontar todos los baches que pone la vida. Las experiencias que vivimos son las que nos ayudan a marcar nuestra forma de actuar y de ver el mundo, nuestra manera de ser. Por ello, no creo que hayan personas débiles ni menos capaces que otras, simplemente con menos experiencia y eso se adquiere a base del tiempo. La inocéncia es algo bonito pero que suele durar poco, siempre llega el momento en el que la venda se acaba cayendo y la visión de la vida cambia.

Tal vez mi forma de hacer frente a los problemas no sea la más correcta de todas, pero creo que intentar arreglar según que situaciones no ayuda en nada, porque es algo que no depende de ti, que vienen como el mal tiempo o como las moscas; porque sí. Lo mejor es continuar tu vida encima de todos estos trances, sentado en todos ellos y cuantos más almacenes, más cómodo y respaldado te sientes.

Este cojín te crea seguridad y sobretodo experiencia. Has de superarlo, pero no olvidarlo, porque eso puede hacer que vuelvas a caer otra vez en errores que no quieres cometer.

No vale la pena sentirse mal por el pasado, el presente es lo que cuenta y no estará para siempre.

Mucha gente invierte el tiempo en imaginar su futuro, un futuro perfecto creado solo en sus mentes.. Muchas veces pensamos en hacer cosas para el día de mañana y nunca las acabamos de hacer. Pensamos demasiado y hacemos muy poco, al menos así lo veo yo.

El futuro debería de ser algo secundario en nuestras vidas, quien sabe si mañana estaré aquí ? Muchos de los esfuerzos y sacrificios que se hacen en el presente es para conseguir un futuro mejor., pero quien sabe si algún día llegará? O se convertirá en lo que hemos estado soñando? No hay garantías.

Viviendo de la improvisación es como se consigue ser realmente feliz, que solo importe el aquí y el ahora.
Tienes a personas que te aprecian, que te dan consejos, que te ayudan, pero quién tiene la última palabra eres tu mismo, tu vida depende solo de ti y si es una mierda es solo porqué tu dejas que lo sea. Todo lo demás son excusas.

Te equivocarás miles de veces, tropezaras sobre la misma piedra, perderás y fracasaras en muchas cosas, pero lo importante no es esquivar todo esto, porque es imposible .Lo importante es saber superarlo y vivir con ello. Si has fracasado significa que lo has intentado, eso es una muestra de valentía. Nunca te preguntes que hubiera pasado de haberlo intentado.

El problema que tenemos las personas es que pronto vemos la parte negativa y solemos quejarnos demasiado. Nos hemos vuelto muy quisquillosos. No voy a negar que la parte negativa la mayoria de las veces existe, pero también hay otro lado, si lo vieramos desde otro punto de vista seguro que la situación cambiaria. Hay que verlo todo con perspectiva. A veces la parte positiva esta entelada y no se deja ver, pero si abrimos bien los ojos y nos esforzamos por encontrarla seguro que aparece.

Lo único que quiero dejar escrito es que la clave de la felicidad esta en la positividad. Que puedes estar muy mal pero seguro que hay otro peor que tú.

La vida són dos días, en los que perdemos mucho tiempo en dormir y comer… asi que no desperdiciemos ni un segundo de ella, Un día más siempre será un dia menos.

Nada dura para siempre, ni lo malo ni lo bueno. Todo pasa. Vamos dejando atrás muchas cosas, unas buenas otras malas y otras de las que ni siquiera nos acordamos.

Disfrutemos del placer de las pequeñas cosas, de las sonrisas recíprocas, de los actos de aprecio, de las caricias, del sexo…Hay tantas cosas por vivir y tanto por aprender…

1/08/2014
ROSA CREUS

Si quieres puedes enviarnos tu propia reflexión a tusreflexiones@tusreflexiones.com  la pondremos en la web. Gracias.