PEDIR BUSCAR LLAMAR

Jesús dijo: Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá.

Son algunas de las palabras que más consuelo y paz han proporcionado a muchas personas. Los cristianos creemos en ellas, pero muchas veces no las practicamos.

¿Crees tú en estas palabras? Si dices que sí, piensa ¿cuánto tiempo dedicas a pedir, a buscar o a llamar? Y si sí lo haces, piensa también: ¿Pides con confianza? ¿Llamas con el móvil encendido? ¿Buscas con los ojos abiertos?

El profeta Oseas escribió: pedís y no recibís, porque no sabéis pedir.

La oración es un arte y una ciencia que requiere tiempo y dedicación. Para los místicos es el poder más grande que hay sobre la tierra, porque es la vía de comunicación con el mayor poder y el mayor amor que existe.